Skip to main content

Suscríbete a nuestro newsletter.

search
Qatar 2022

«Soy un luchador. Luché en la vida. Desde los 12 años que me fui solo a Independiente»

El Dibu Martínez, arquero de Argentina, se emocionó con su historia de vida previo a la definición del título

By diciembre 17, 2022No Comments
Habla Emiliano Martínez

Emiliano ‘Dibu’ Martínez, portero de la selección argentina, consideró este sábado que es «difícil no pensar» en todo lo que le «costó llegar» a su actual momento, a la final del Mundial 2022, desde que «a los 12 años» se fue «solo» a Independiente, a los 17 se marchó al Arsenal y se subió «sin pensar al tren para ayudar a su familia, por más que quería debutar» en el equipo de Avellaneda.

«Es difícil no pensar en lo que costó llegar. Sería una mentira que no se me pasa por la cabeza. Soy un luchador. Luché en la vida. Desde los 12 años que me fui solo a Independiente, a los 17 que me fui al Arsenal. En Argentina no se me reconocía como yo merecía o quería», repasó.

«Necesitaba ayudar a mi familia y cuando me dijeron que me tenía que subir al tren para ayudar a mi familia lo hice sin pensar, por más que quería debutar en Independiente», dijo.

«Las emociones van a estar, pero soy frío mentalmente y cuando empiece el partido sólo me centro en ganar y atajar la pelota rival. Pero va a ser difícil no pensar todo lo que costó llegar», dijo ‘Dibu’, que abogó por la «cabeza fría» de todo el equipo en la final.

«Los primeros minutos del partido no ir a levantar a uno por el aire. Jugar como lo venimos haciendo, con el control del partido, frenar las contras de ellos que se te ponen debajo del arco en menos de diez segundos, pero cabeza fría, que es un partido de fútbol», advirtió.

Martínez expuso que Francia «no es sólo un jugador (en referencia a Mbappé) sino los cuatro de arriba son peligrosísimos. «Tienen una gran defensa, con defensores de nivel mundial, un gran arquero… Es una gran selección, no sólo un jugador», añadió.

Y ya ha estudiado a sus rivales. «Ese trabajo lo hacemos con Tocalli (el preparador de porteros). Todos los partidos son diferentes pero el estudio y el posicionamiento me pueden ayudar a atajar en el partido. El margen de error es tan pequeño, que el mínimo error como arquero se puede pagar», advirtió.

También fue preguntado por unas declaraciones de Mbappé, que opinó en el pasado que los equipos europeos tenían una ventaja al jugar partidos de alto nivel en la clasificación para el Mundial al contrario que Brasil y Argentina en Sudamérica. «Lo habrá dicho porque nunca las jugó. Sin experiencia no puedes comentar. Es muy difícil. No pasa nada. Ellos saben que nosotros somos una selección de nivel mundial y nos respetan por eso», valoró.

A su equipo le gusta no ser favorito, como ocurrió en la final de la Copa América 2021, cuando ganó a Brasil en Maracaná (1-0), o puede suceder ahora contra Francia en Qatar 2022. «No nos sentimos superiores ni inferiores a nadie. Teniendo una buena noche defensiva tenemos muchas ‘chances’ de lograr el objetivo», valoró.

A Messi lo ve «feliz, como todos los argentinos». «En la cancha vi un gran Leo en la Copa América, de lo mejor que vi en mi vida en la Copa América y en este Mundial dio un paso más adelante. Lo vemos mucho mejor física y futbolísticamente. Era difícil superar a ese jugador de la Copa América», aseguró.

Es una «locura» como está el país con la clasificación para la final de la selección argentina. «Arrancamos perdiendo con Arabia. Teníamos ilusión, igual que la gente, fuimos mejorando partido tras partido, sabiendo que podíamos llegar a la final. Fue un camino difícil, pero nosotros ya lo dijimos que no íbamos a dejar al país en malas condiciones, que íbamos a darlo todo por jugar una final del mundo y estamos a un paso», repasó.

El equipo siente «cerca» a su afición. «Cada partido en cada cancha nos sentimos locales. Al entrar en calor o antes de que empiece el partido, sentir el calor de la grada te hace sentir como si estás en Argentina», afirmó el portero, que habló de una foto con su hermano viendo el Mundial de Rusia 2018: «Soy un soñador y un luchador. Quiero cumplir sueños».

En la final de Brasil 2014, la última del Mundial disputada por Argentina, con una derrota por 1-0 en la prórroga, ‘Dibu’ estaba «comiendo asado» con sus «amigos» en Argentina. «Lo viví como todos los Mundiales. Recuerdo desde chico que lloraba por perder por penales con Alemania, por no poder pasar la fase de grupos en 2002», rememoró.

«Lo vivía como un hincha, como lo viven ahora. Me pongo en la piel del hincha y tengo esa conexión con los argentinos, con la pasión por su país por delante de todo y nosotros tratamos de mostrarlo en la cancha», añadió el portero, «un tío muy normal», al que «no» se le «van los humos cuando las cosas van bien» y no se hunde «cuando van mal».

«Si hay 50 chicos para una foto o algo, paso una hora o dos con ellos. Siempre trato de hacer esas cosas. Vengo de un lugar del Mar del Plata que no nací cuna de oro. Siempre siento la falta o necesidad que tienen algunos chicos», recalcó.

Fuente: Agencias

Deja un comentario

Close Menu